ARRE ARRE CABALLITO...

Otra semana más al cuerpo... y aunque sea martes y quede muuuuuucho (Bueno, no tanto) para que llegue el fin de semana he de deciros que hoy estoy superfeliz!!!!... no sé, esa sensación con la que te levantas y todo es tan, tan...pués eso, que vas andando con musiquita en el cuerpo y una gran sonrisa en la cara... ojala todos los días fueran así...

Pero no os escribo solo para contaros mis estado de ánimo, sino porque tengo otra tarta más que me pidieron, que hice y quería enseñaros, concretamente de caballos iba la cosa como bien estais viendo... es curioso por las etapas que suelo pasar cuando me hacen un nuevo pedido, al principio ilusión, muchísmia ilusión, luego cuando me van explicando lo que quieren empieza el temor, empiezo a pensar que se me puede quedar grande el asunto, que no voy a saber hacer lo que quieren o no voy a plasmar lo que buscan, luego me puedo tirar días (si, lo habeis oido, días y más días buscando ideas, incluso semanas), hasta que ya encuentro cositas que me van inspirando, pero lo mejor es que por muy claro que lo pueda tener, siempre cuando las estoy haciendo las voy modificando y al final siempre acaban como son, como las veis. Y si que es verdad que no todas me salen igual, pero por ahora creo que a todos les ha gustado (en mayor o menor medida)mi trabajo, o por lo menos eso es lo que me dicen. 

Esta tarta tiene su propia historia, y es que Lucía suele montar a caballo siempre que puede, así que su madre pensó que la idea de una tarta con su caballo sería la mejor, al final quedamos en un caballito animado, en mi opinión, así las tartas quedan más bonitas, si que es cierto que se podía haber hecho un caballo real, pero la mayoria de veces intentar hacer una figura tan real puede acabar con un resultado nefasto... por lo que con su caballo y las cositas que suele usar para realizar este deporte le acompañaron en su tarta para celebrar su 12 cumpleaños.

Os gusta??












No hay comentarios:

Publicar un comentario