TARTA DE CHOCOLATE Y OREO SIN HORNO...

Y seguimos con las entradas retrasadas... esta sería la de mi cumpleaños, que ya han pasado casi dos mesecicos, y digo sería porque guardé las fotos en el ordenador y por cosas del destino desaparecieron y así se quedó, en el intento de enseñaros una nueva receta, pero hace unas semanas tuve una reunión de colegas y aproveché para hacerla de nuevo y que la pudierais ver. 

Elegí esta receta para ambas ocasiones porque...

1-.No me quise calentar mucho la cabeza.
2-.Queria algo con chocolate (que no falteeeeeee!!!).
3-.Y muy importante...que fuera lo más rápido posible.

Así que indagando en las mil y una páginas de cocina, reposteria y comidas mil!!la encontré.Es una sencilla receta, Ojo al dato... superfácil!!!! y riquísima, eso si, lo de light lo dejaremos para otro día. Es de la famosísima página "la receta de la felicidad", os la recomiendo al 100% si todavía no la habeis visitado... Pero yo mientras os pongo la receta con la variación de la decoración por mi parte. Os atreveis a hacerla??


Ingredientes

    Para la base:

  • 300 g de galletas oreo
  • 100 g mantequilla fundida
  • Para la crema:
  • 200 ml de nata para montar (35% MG)
  • 200 g de chocolate negro, troceado
  • 50 g de mantequilla
  • Para decorar:
  • Bolitas de chocolate

Preparación

  1. Comenzamos preparando la base. Para ello, trituramos las galletas en un robot de cocina. Para hacerlo manualmente, metemos las galletas en una bolsa, y las golpeamos con un rodillo hasta convertirlas en polvo de galleta
  2. Mezclamos las galletas con la mantequilla
    fundida, y vamos presionando la mezcla en la base y los laterales de un molde desmontable (el de las fotos, un molde rectangular rizado de base desmontable de 10×35 cm). Metemos en el congelador mientras que preparamos la crema de relleno
  3. Ponemos la nata en un cazo y llevamos a ebullición. Cuando hierva, retiramos del fuego y agregamos el chocolate troceado y la mantequilla. Esperamos unos minutos, y removemos hasta obtener una crema brillante y homogénea.
  4. Vertemos sobre la base que habíamos reservado en el congelador, y decoramos con trozos de galleta Oreo y chips de chocolate. Llevamos al frigorífico un par de horas antes de consumir. Desmoldamos con cuidado y servimos






No hay comentarios:

Publicar un comentario